10
Ene
2016
0
zuckerberg

¿Por qué Mark Zuckerberg es el Rey del Personal Branding?

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookBuffer this pagePrint this pageShare on Google+Share on RedditEmail this to someone

 

Zuckerberg lidera un nuevo modelo de filantropía”. Efectivamente: uno que no es filantrópico. Ni nuevo.

Donde dice “Zuckerberg donará el 99% de sus acciones de Facebok”, debería decir: “Zuckerberg optimiza fiscalmente su patrimonio”.

No me malinterpreten: todos podemos y debemos utilizar los instrumentos que la ley ofrece para reducir la factura fiscal. Y sacar pecho por hacerlo legalmente.

Me gano la vida ayudando a empresarios a, entre otras cosas, optimizar fiscalmente su estructura patrimonial.

Me encanta hacer feliz a la gente. Pero al igual que Mark Zuckerberg, no siempre lo hago por el camino más obvio.

Zuckerberg ha creado un vehículo de inversión, que podrá (o no) dedicarse a iniciativas caritativas.

Eso era fácil.

Pero de paso, ha conseguido (otra vez) algo al alcance de muy pocos.

Piénsenlo: mis clientes no acaparan las portadas de los medios de comunicación como la nueva Santa Teresa de Calcuta cuando reestructuramos su patrimonio.

Chan Zuckerberg Initiative. ¿Qué es eso?

Imaginemos que Mark Zuckerberg y Facebook, fueran ambos españoles.

Mark ha constituido una SL (no una Fundación, o un trust) aportando a la misma sus acciones de Facebook a cambio de participaciones de la nueva compañía.

  • Cumpliendo unos requisitos básicos (al alcance de cualquiera), los activos aportados a esta nueva compañía quedan exentos en España del Impuesto de Patrimonio.
  • Mejor aún: quedarán, llegado el momento, prácticamente exentos del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, (si Vd. no hace nada, el tipo de gravamen mínimo -para sus hijos- será del 7,65%).
  • Las plusvalías derivadas de la transmisión, no tributarán hasta la liquidación o venta de la “Chan-Zuckerberg Initiative”.
  • Mark seguirá siendo propietario con pleno control (sólo que indirecto) sobre su cuota de capital en Facebook.

Por comparar, de haber donado esas mismas participaciones de Facebook a una “Fundación Chan-Zuckerberg”:

  • No podría recobrarlas ni para sí ni para sus hijos. -Bueno, sí podría, pero sólo en casos extremos-.
  • La donación le habría reportado, desde luego, un sustancioso crédito fiscal.
  • Conservaría un control muy limitado sobre las inversiones (que tendrían que destinarse obligatoriamente a fines de interés general).

La Reacción

Múltiples voces señalaron de inmediato que la “entidad benéfica” creada era en realidad una sociedad mercantil, sin obligación real de invertir en fines de interés general.

El matrimonio se defendió mediante una carta abierta (publicada, cómo no, en Facebook).

Lo llamativo es que la mayor parte de los medios de comunicación se limitaron a transcribir la respuesta de la pareja a las críticas, sin valoración crítica alguna.

La noticia de la filantropía de Zuckerberg ha barrido el mundo por dos veces, con los medios haciendo de palmeros gratuitos, sin apenas comentario sobre las evidentes zonas de sombra en la información.

No es la primera vez

Pero Mark Zuckerberg ya había hecho antes demostraciones espectaculares de dominio de los massmedia.

Puede que mi favorita sea también la suya: “La Red Social”: la película basada en su vida.

No es el retrato que a nadie le gustaría que le hicieran: Zuckerberg es retratado como un auténtico cabrón que manipula y maltrata a todo el que le rodea. Como el sociópata que tejió la mayor red social del mundo.

Pero no cabe duda de que, económicamente, le mereció la pena: aparte de ganar importantes premios, la película fue fundamentalmente, una verdadera apisonadora de publicidad masiva y gratuita justo antes de la salida a bolsa de la compañía (de la que él fue el principal beneficiado).

La Facebook, y no Zuckerberg, era el valioso activo que movía a los personajes, y el que salía mejor parado en el film.

Conclusión

Sólo el tiempo dará o quitará razones a quienes se han atrevido a cuestionar los verdaderos motivos de la Chan Zuckerberg Initative. 

Hasta entonces, no puedo evitar reconocer el mérito de este pelirrojo mago del Personal Branding. Y de la Planificación Fiscal. Me apuesto algo.

Por cierto, ¿cuándo fue la última vez que hizo algo por Vd. mismo o su empresa en cualquiera de estas dos áreas?

Jorge García. Abogado en Valladolid

Sígame en @jgarciaherrero

Contácteme en jorge.garcia.herrero@gmail.com

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookBuffer this pagePrint this pageShare on Google+Share on RedditEmail this to someone

You may also like

Patria Potestad Digital
Papá: No Cotillees mi Facebook (no hay Peor Troyano que tus Padres)
Legado Digital
La Clave del Legado Digital (II): ¿Cómo Regularlo Hoy?
Snapchat
Snapchat: Juventud, Divino Tesoro

Leave a Reply