5
Nov
2017
0
Cavoukian

“Cavoukian, contigo empezó todo”

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookBuffer this pagePrint this pageShare on Google+Share on RedditEmail this to someone

“Johan, contigo empezó todo”

Hay un dicho (más o menos) popular entre los aficionados al fútbol en España: “Johan, contigo empezó todo”.

Se refiere a la génesis del “tiqui-taca”, -la forma virtuosa de jugar al fútbol popularizada por el FC Barcelona- que se sitúa en la llegada al equipo del holandés Johan Cruyff, como jugador primero, y sobre todo después como entrenador.

La impronta de Cruyff quedó grabada en el ADN del Barça, equipo que fue perfeccionando su forma de juego para alcanzar el tiqui-taca y hacer historia bajo la batuta del querido -y odiado por sus rivales- Pep Guardiola, sucesor y discípulo confeso de Cruyff.

El tiqui-taca también consiguió contagiar a la selección nacional española de fútbol que hizo historia entre 2008 y 2012,  ganando dos eurocopas y un mundial de fútbol y convirtiéndose en un referente mundial por su juego vistoso.

En los dos casos, lo llamativo no era tanto ganar títulos, que también, sino cómo se ganaba: el Barça y España ganaban deslumbrando con su juego al público y al rival.

“Cavoukian, contigo empezó todo”

Pido perdón de antemano por la comparación, pero, cambiando de tercio, la Dra Ann Cavoukian sería, a mi modo de ver, la Johan Cruyff de la privacidad.

Hace ya veinte años Ann Cavoukian sentó los siete principios fundamentales del estándar de la Privacidad desde el diseño (“Privacy by design”).

Desde muy pequeña, Ann Cavoukian conoció bien pronto y en primera persona la importancia de las libertades y derechos civiles.

No viene a cuento valorar aquí las evidentes implicaciones de su apellido armenio.

Restringiendo el relato a los datos que ella misma ha hecho públicos, es relevante decir que, cuando era una niña, su familia decidió salir pitando de Egipto en 1958, el país donde ella nació, debido a los cambios políticos que allí se estaban produciendo, y que no vaticinaban nada bueno para los derechos de sus ciudadanos.

Su familia dejó atrás todo lo que poseía para empezar de nuevo en Canadá.

Y en Canadá Ann Cavoukian se interesó por las leyes, la defensa de los derechos humanos, se especializó en criminología y llegó a ser la “top privacy cop”, la primera Privacy Commisioner en ser reelegido para un segundo mandato.

No sólo fue una de las pioneras en advertir que la privacidad tenía que ser un factor tan importante como la seguridad en el tratamiento automatizado de la información personal, sino que, sobre todo, presentó al mundo la “privacidad desde el diseño” como una herramienta idónea para atender esa necesidad.

Es decir, como sólo una gran líder sabe hacer: apuntó al problema pero no se quedó ahí: trabajó en la solución y la puso a disposición de todos.

Desde los primeros años de este siglo, es –y sigue siendo- una personalidad de primera línea en materia de privacidad.

Su carrera se ha caracterizado por contribuir con sus métodos y conocimientos a identificar las debilidades en términos de privacidad de las nuevas tecnologías y sus aplicaciones prácticas.  Su elemento diferenciador es insistir en la necesidad de conseguir alternativas técnicas que garanticen el pleno respeto a la privacidad de los ciudadanos, sin merma de la plena funcionalidad del proyecto.

La Privacidad desde el diseño es hoy, un referente mundial

Veinte años después, el estándar de la privacidad desde el diseño y sus múltiples derivados están presentes en proyectos tecnológicos de medio mundo.

El 25 de mayo de 2018 empezará a aplicarse el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, que consegra con letras de oro –art. 25- y en un instrumento legislativo de primer orden, el estándar de la privacidad desde el diseño y por defecto.

La obra de la Dra Cavoukian es un referente mundial para cualquier profesional en el área de la protección de datos personales.

Su figura, un ejemplo para cualquier profesional que pretenda alinear su carrera con sus valores éticos.

Cavoukian

Con ustedes, el gran Nils Bohlin

La importancia de su legado

Normalmente suelo comparar la importancia de la privacidad desde el diseño con lo que en su día significó la implantación por defecto del cinturón de seguridad en nuestros automóviles: ambos inventos nos han permitido disfrutar a todos de los beneficios indudables de avances tecnológicos, sin aceptar riesgos innecesarios en términos de seguridad.

El invento del cinturón de seguridad de tres ejes tuvo una importancia tan evidente que Volvo decidió liberar la patente para que todos los fabricantes pudieran implementarlo en beneficio de sus clientes. Hasta esta decisión, era frecuente que un conductor terminara sus días ensartado por  su propio volante en caso de colisión.

Lo cortés no quita lo valiente

La Dra Cavoukian es una enamorada de la tecnología. Dicho esto, ella no deja de denunciar cómo los vertiginosos avances tecnológicos carecen de la implementación -desde el diseño y por defecto- de estándares de protección de la seguridad de la información y la privacidad de los datos personales de los interesados.

La privacidad desde el diseño es un deporte de equipo.

Veinte años después de su promulgación esos equipos multidisciplinares, partidarios de un progreso tecnológico respetuoso con la privacidad, estamos ya formados y jugando por ahí.

Hay que esperar que durante el 2018 estos equipos empecemos a hacer “tiqui-taca”. A ganar y a deslumbrar al mundo.

Los ciudadanos europeos y -muy pronto- los del resto del mundo, nos jugamos mucho en términos de privacidad, en una competición que no podemos permitirnos perder.

Cavoukian

Feliz cumpleaños y gracias por todo

El pasado 7 de octubre la Dra Cavoukian cumplió 65 años.

Un poco tarde me atrevo a desearle feliz cumpleaños (y lo hago modestamente en nombre de todos los que trabajamos en protección de datos).

“Muchas gracias, Dra Cavoukian, contigo empezó todo”.

This post, in English here.

Jorge García Herrero, Abogado y Delegado de Protección de Datos

jorge garcia herrero. abogado puntocero

 

 

 

Un post dedicado a César Herreras por razones obvias.

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookBuffer this pagePrint this pageShare on Google+Share on RedditEmail this to someone

You may also like

Data Breach
EQUIFAX: 3 Lecciones del Mayor “data breach” de la Historia
Interés Legítimo en el RGPD (y III): Ventajas y Garantías
Interés Legítimo
Interés Legítimo (II): Cómo no Meter la Pata

Leave a Reply